Glutatión y Esclerosis Múltiple

Neuronas

Esclerosis Múltiple

La esclerosis múltiple es una de las enfermedades crónico degenerativas del sistema nervioso más temidas. Los síntomas de esta enfermedad son variables, van desde el debilitamiento de extremidades, visión borrosa, a un progresivo deterioro del habla, el movimiento y otras funciones básicas.

La esclerosis múltiple afecta varias partes del sistema nervioso destruyendo la mielina, una capa de grasa que aísla las fibras nerviosas así como un plástico aísla los cables electricos. Esta destrucción lleva a producir placas de tejido que produce un corto circuito de las señales eléctricas que pasan por estas fibras. Este proceso es llamado esclerosis.

Dependiendo de los miembros afectados, los pacientes pueden sufrir de debilitamiento localizado, dificultades visuales, disminución del control de la vejiga y otras disfunciones neurológicas. Los ataques pueden ser esporádicos, durando solo unos días siguiendo de la remisión del paciente, pero la mayoría sufre una recaída unos meses despues. Unos pocos experimentan una rápida progresión de la enfermedad y son inhabilitados muy rapidamente.

Las causas de la esclerosis múltiple no están todavía muy claras. Sin embargo, muchas teorías han sido propuestas. Algunos apuntan a factores ambientales y hereditarios, y otros creen que hay la posibilidad de que exista un virus envuelto en la enfermedad, y unos últimos ven la esclerosis múltiple como una enfermedad autoinmune (en la cual el sistema inmunológico ataca equivocadamente al tejido de las fibras nerviosas). Otros investigadores apoyan factores como la exposición a toxinas como el mercurio, los pesticidas y el monóxido de carbono.

La medicina convencional trata los síntomas de la enfermedad pero no la cura. Sin embargo, nuevos medicamentos están disminuyendo la frecuencia de las recaídas. La dieta se ha probado como elemento influyente en la enfermedad sin resultados consistentes.

La esclerosis múltiple es una de un grupo de enfermedades del sistema nervioso llamadas neurodegenerativas que incluyen también al Alzheimer, Parkinson y la Esclerosis Lateral Amiotrópica. Aunque ninguna causa ha sido establecida, muchos estudios sugieren que existe una relación importante con la formación de radicales libres y defensas antioxidantes inadecuadas.

La oxidación y la esclerosis múltiple.

La capa de mielina que es destruída en la esclerosis múltiple, está hecha de lípidos, sustancias grasas altamente sensibles al daño por la llamada oxidación de grasas, un tipo especialmente agresivo de oxidación. Nuestras principales defensas antioxidantes son el glutatión y el super-óxido mutasa. Está comprobado que elevar estos sistemas de defensa reduce el daño producido por el estrés oxidativo.

Se combrobó en la Universidad de Chicago que los niveles de estrés oxidativo corresponden directamente al avance de la esclerosis múltiple. Investigadores de la Universidad de Kansas sugieren que el proceso patológico que lleva a la pérdida de mielina en las fibras nerviosas es posible porque el sistema inmunológico coopera con un sistema de generación de radicales libres en las capa de mielina, esta teoría combina 2 de las teorías: el sistema inmune y la oxidación. Este estudio describe como durante el proceso de desmielinización, los macrófagos (células del sistema inmunológico que nos protegen) liberan poderosos químicos en la mielina, químicos que resultan en niveles muy altos de estrés oxidativo.

Esta hipóstesis ha llevado a la conclusión de que ya sea equilibrando las funciones del sistema inmunológico o minimizando los efectos del estres oxidativo se puede ayudar a los pacientes con esclerosis múltiple, aquí es donde entra, como terapia complementaria, el incrementar los niveles de glutatión.

El glutatión y la esclerosis múltiple.

Muchos estudios han comparado a los pacientes con esclerosis múltiple con pacientes sanos. Se han medido los niveles de metabolitos reactivos (productos de la oxidación) y enzimas protectoras como el glutatión.

Un grupo de investigadores italianos tomo fluídos de la médula espinal. Este análisis es un buen indicador del metabolismo cerebral. Se demostró que los niveles de glutatión en la médula espinal de los pacientes con esclerosis múltiple era consistentemente baja. La conclusión fue que en la esclerosis múltiple, las funciones antioxidantes del cuerpo son anormales y que el estrés oxidativo es causante de la enfermedad.

Otro estudio en Suiza hizo el mismo análisis en pacientes con accidente cerebrovasculares, tumores cerebrales, convulsiones y esclerosis múltiple; el resultado fue que en los pacientes con esclerosis múltiple los niveles de glutatión estaban muy por debajo de lo normal.

Investigadores en la Universidad del Norte de Carolina examinaron tejido anormal en la esclerosis múltiple. Llegaron a la conclusión que el proceso oxidativo es producido por unos químicos que producen inflamación, llamados citoquinas. Estas generan un enorme número de radicales libres. Se demostró que elevar los niveles de glutatión produce la protección de la mielina en las fibras nerviosas y, cuando se baja, la demielinización empeora.

Otros estudios realizados por investigadores escandinavos, italianos y norteamericanos han demostrado la misma liga entre los niveles bajos de glutatión y la esclerosis múltiple.

Comparte este artículo con tus amigos en Facebook, Twitter, Pinterest!, es importante que se difunda esta información, no lo crees?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: