Quemaduras y el efecto protector del glutatión

El calor o las quemaduras termales consisten en una serie de complejos eventos que involucran la herida inicial, ajustes fisiológicos a cambios circulatorios y de fluidos, respuestas inmunológicas y hematológicas, y un elaborado proceso de sanación. La muerte por quemaduras es un proceso lento. Días después de la quemadura, los pacientes pueden morir por un shock circulatorio, como resultado de la pérdida de fluidos por la quemadura. Semanas despues de la quemadura los pacientes pueden sucumbir a una infección masiva (sepsis) debido a la caída de sus sistemas inmunológicos.

Especialistas en quemaduras saben que el estrés oxidativo es dramático en pacientes con quemaduras severas.

Consistentemente altos niveles de peróxido lipídico, una buena medida del daño por radicales libres y una actividad baja de glutatión y sus enzimas relacionadas han inspirado a los investigadores a utilizar antioxidantes para proteger de un daño mayor.

Un equipo alemán de cirujanos pediátricos condujo un estudio de 2 años en niños con quemaduras y enfermedades inflamatorias severas. Se trataron de corregir los parámetros de estrés oxidativo en estos pacientes utilizando precursores de glutatión. Descubrieron que esta es una terapia de soporte válido para estas condiciones.

Un fenómeno del período posterior cercano a una quemadura es una caída en la hemoglobina (conteo de globulos rojos en sangre). Los científicos se han preguntado el por qué de esto. Un equipo en la Universidad Médica de Varna mostró que las quemaduras bajan los niveles de glutatión y las defensas antioxidantes de los globulos rojos. Una acumulación de productos oxidativos llevan entonces a la destrucción de estas células. Esto sugiere que una adecuada terapia antioxidante podría prevenir esta complicación, siendo de mucha ayuda elevar los niveles de glutatión, al ser el principal antioxidante del cuerpo.

Un equipo japones de la División de Ciencias Ambientales y de la Salud de la Universidad de Medicina de Tohuku investigaron los efectos de una quemadura de grado medio en el estrés oxidativo. Más que quemar tejido, expusieron animales a un calor intermedio (35 grados centígrados). Mostraron que la exposición crónica a las altas temperaturas causa daño oxidativo y en esto los sistemas antioxidativos de glutatión juegan un papel muy importante en defendernos de este daño.

Un estudio reciente publicado en la revista “Burns” (quemaduras) indicó el uso de precursores de glutatión en el tratamiento de quemaduras. Los investigadores han sido capaces de bajar los niveles de peroxidación lipídica e incrementar los niveles de glutatión, utilizando una suplementación antioxidante (precursores de glutatión, Vitamina C) para elevar los niveles de glutatión; varios estudios en Boston publicados en la revista de rehabilitación y cuidado de quemaduras mostraron que se puede reducir la mortalidad de un 60% a cero en animales sufriendo de quemaduras de 3er. grado. Esto muestra evidencia contundente de que la oxidación contribye en mucho a la muerte de pacientes en períodos posteriores a la quemadura.

Ayúdanos a que más gente conozca esta información, Comparte este artículo!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: