Apoyo en pancreatitis elevando niveles de glutatión

El páncreas es un órgano envueto en muchas importantes funciones; las 2 más cruciales son el secretar enzimas digestivas que ayudan a preparar la comida para la absorción intestinal y para producir hormonas como la insulina y glucagón, que son críticas en el metabolismo de azúcares y carbohidratos.

La pancreatitis es la inflamación del páncreas que lleva a dolor (usualmente severo), y anormalidades metabólicas y digestivas. Puede amenazar la vida de una persona y, si es crónica, puede llevar a otras enfermedades como la diabetes. La pancreatitis aguda es un cambio abrupto causado comúnmente por un bloqueo del pasaje a los intestinos. Este usualmente sucede cuando piedras se alojan en el, o cuando un tumor comienza. Los jugos pancreáticos contienen potentes enzimas digestivas que pueden volver cuando se bloquean y comienzan a digerir al páncreas mismo.

Otras causas de la pancreatitis aguda incluyen infecciones virales y bacterianas, ciertos medicamentos, altos niveles de grasa en la sangre, incluyendo colesterol y triglicéridos (hiperlipidemia), trauma abdominal, y una críticamente baja presión arterial (hipotensión severa). La pancreatitis crónica se desarrolla con los meses o incluso años, usualmente despues de varios episodios de pancreatitis aguda. La principal causa de esto es el alcoholismo. La pancreatitis crónica puede dañar funciones normales como la secreción de insulina y llevar a otros problemas hasta llegar a una diabetes.

Muchos estudios sugieren que los oxiradicales son responsables del desarrollo de todos los tipos de pancreatitis. La importancia del glutatión en la defensa antioxidante del pancreas no debe pasarse por alto. Investigadores ingleses encontraron que todos los tipos de pancreatitis, aún en etapas tempranas, tienen niveles bajos de glutatión. Ellos creen que los bajos niveles predicen el daño que sera provocado a los órganos por la pancreatitis. Investigadores alemanes sugieren que la suplementación con precursores de glutatión es una forma de evitar las complicaciones de la pancreatitis.

Investigadores ingleses desarrollaron la “hipotesis de estrés oxidante Manchester” para describir como se desarrolla la pancreatitis. Ellos piensan que el estrés oxidativo (causado principalmente por toxinas) abre la puerta a la pancreatitis crónica porque los niveles bajos de glutatión permiten el desglosamiento de células. Este equipo desarrolló una combinación de antioxidantes: metionina, vitamina y selenio, y la probaron en ensayos controlados.

Precursores de glutatión fueron usados con éxito en la Universidad de Dusseldorf en Alemania para decrementar la severidad de la pancreatitis. Se encontró una pérdida crítica de glutatión en la pancreatitis biliar (pancreatitis debido a bloqueo). Se piensa que la baja de glutatión tiene algo que ver con la activacion temprana de enzimas digestivas, todo debido a una caida de la defensa contra el estres oxidativo. La caída de los niveles de glutatión es la clave para la evolución de la pancreatitis crónica causada por toxinas externas.

La causa más común de pancreatitis es la pancreatitis alcoholica. Los que sufren de esta condición son particularmente deficientes en vitaminas A y E, selenio y glutatión. Los investigadores han sugerido que estos pacientes tienen requerimientos diarios más altos de glutatión para poder deshacerse del estrés oxidativo.

Otra variedad de esta enfermedad es conocida como la pancreatitis hereditaria, una enfermedad hereditaria que es examinada en la Fundación Clínica Cleveland. Una correlación fue encontrada entre la enfermedad y una disminución de las defensas antioxidantes, mayormente de glutatión, selenio y vitamina E. Los investigadores en Cleveland proponen una terapia de suplementación con precursores naturales de glutatión para bajar la frecuencia de los ataques.

La mayor complicación es la muerte por pancreatitis debido a una falla multiple de órganos. Esto es en parte debido a que la integridad de las membranas celulares es corrompida, llevando a fugas de dentro y fuera de estas células. En la Universidad de Lund en Suecia usaron con mucho éxito precursores de glutatión para prevenir el daño a tejidos, en la Universidad de California también encontraron mejora en pacientes con pancreatitis aguda usando precursores de glutatión.

Ayúdanos a que más gente conozca esta información, Comparte este artículo!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: