Gastritis: Síntomas, Causas y Tratamiento

La gastritis es una inflamación de la mucosa interior del estómago, esto puede llegar a producir erosión de las paredes internas provocando dolor, úlceras, molestias, náuseas, vómitos, inflamación, acidez gástrica y en ocasiones sangrado.

Causas

Hay un gran numero de causas como:

  • Consumo excesivo de grasas.
  • Ingesta descontrolada de cafeína.
  • Nicotina ingerida debido al fumar.
  • Intoxicaciones de origen alimenticio.
  • Abundancia en el consumo de alcohol.
  • Ritmo de vida que provoca estrés diario.
  • Costumbre de realizar comidas muy copiosas.
  • Ingesta exagerada de alimentos muy condimentados.
  • Infección causada por la bacteria Helycobacter Pylori.
  • Consumo sin medida de aspirinas.
  • Uso prolongado de ciertos medicamentos como antiinflamatorios, antirreumáticos, etc.
  • Abuso de bebidas embriagantes.
  • Erosión o debilitamiento de la capa protectora del revestimiento del estómago.
  • Infección del estómago con la bacteria Helicobacter pylori
  • Abuso de analgésicos (como la aspirina y los antiinflamatorios).
  • Trastornos auto inmunitario (como anemia perniciosa): Son los causados por una respuesta inmune contra los propios tejidos del cuerpo.
  • Reflujo de bilis hacia el estómago (reflujo biliar). La bilis es un líquido digestivo espeso secretado por el hígado y almacenado en la vesícula biliar, que ayuda a la digestión descomponiendo las grasas en ácidos grasos. La bilis contiene colesterol, ácidos biliares (también llamados sales biliares) y bilirrubina (un producto de la descomposición de los glóbulos rojos), así como cantidades muy pequeñas de cobre y otros metales.
  • Ingerir o beber sustancias corrosivas o cáusticas (como las sustancias tóxicas)
  • Exceso de secreción de ácido gástrico (como el ocasionado por el estrés)
  • Infección viral, especialmente en personas con un sistema inmunitario débil.

Síntomas

En ocasiones no se presentan síntomas pero lo más habitual es que se produzca ardor o dolor en el epigastrio, acompañado de náuseas, mareos, etc. Es frecuente encontrar síntomas relacionados al reflujo gastroesofágico, como la acidez de estómago. Los ardores en el epigastrio suelen ceder a corto plazo con la ingesta de alimentos, sobre todo leche. Pero, unas dos horas tras la ingesta, los alimentos pasan al duodeno y el ácido clorhídrico secretado para la digestión queda en el estómago, lo que hace que se agudicen los síntomas. También puede aparecer dolor abdominal en la parte superior (que puede empeorar al comer), indigestión abdominal, pérdida del apetito, vómitos con sangre o con un material similar a granos de café, y heces oscuras.

Tipos de gastritis

Gastritis Bacteriana:

Generalmente consecuencia de una infección por microorganismos como el Helycobapter Pylori (bacteria que crece en las células secretoras de moco del revestimiento del estómago). Dicho crecimiento bacteriano puede causar un efecto pasajero o persistente.

Gastritis Erosiva Crónica:

Se produce como respuesta al consumo excesivo de ciertos medicamentos, alimentos (que contengan picante, condimentos y grasa), bebidas alcohólicas, refrescos con gas, o bien, ingesta accidental de sustancias tóxicas, como productos de limpieza o veneno.

Gastritis Eosinofílica:

Puede resultar de una reacción alérgica a una infestación de gusanos. En ésta, un tipo de glóbulos blancos (componentes de la sangre que se encargan de defender al organismo de infecciones) llamados eosinófilos se acumulan en la pared gástrica, produciendo inflamación e irritación en la mucosa del estómago.

Gastritis Atrófica:

Se genera cuando el organismo crea anticuerpos que atacan el revestimiento mucoso del estómago, provocando su adelgazamiento y pérdida de muchas o de todas las células productoras de ácido y enzimas. Este trastorno afecta generalmente a personas de edad avanzada y a quienes se les ha eliminado, mediante cirugía, una parte del estómago. Puede causar anemia porque impide que el cuerpo reciba la vitamina B12 presente en alimentos (responsable de regenerar los glóbulos rojos, los cuales se encargan de transportar el oxígeno a la sangre).

Enfermedad de Ménétrier:

Es un tipo de gastritis de origen desconocido. En ésta, las paredes del estómago desarrollan pliegues grandes y gruesos, así como quistes llenos de líquido. Cerca del 10% de los afectados desarrolla cáncer en este órgano.

Gastritis por Células Plasmáticas:

Es de origen desconocido y se caracteriza por acumular en las paredes del estómago un tipo de glóbulos blancos (elementos de la sangre que defienden al cuerpo de infecciones) llamados células plasmáticas, lo cual desgasta e inflama la mucosa estomacal.

Tratamiento natural elevando los niveles de Glutatión

Se ha comprobado que el estrés oxidativo tiene un efecto importante en el desarrollo de la gastritis; se ha demostrado que las células de la cubierta estomacal tienen bajos niveles de una proteína natural llamada Glutatión. El Glutatión es la protección del cuerpo de la inflamación y el estrés oxidativo y una terapia con precursores de Glutatión resulta de mucho beneficio para pacientes con problemas de gastritis.

La persona con gastritis debe evitar el uso del alcohol, tabaco, especias, condimentos, carne, pimienta roja, alimentos amargos, salmueras, té fuerte y café. Debe también evitar dulce, pasteles, tortas, y, aguas aireadas (gaseosas).

Ayúdanos a que más gente conozca esta información, Comparte este artículo!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: